¿Es mejor usar toallas higiénicas o tampones?

Ciudad de México, México. A partir de la adolescencia y hasta la menopausia, las menstruaciones forman parte de la vida de las mujeres. Durante este período, es imposible pasar por alto las protecciones higiénicas. Si eres de las que se preguntan qué es mejor usar, toallas higiénicas o tampones, en este artículo encontarás una respuesta pues te explicamos las ventajas y desventajas de ambos productos.

Características de las toallas higiénicas


Hace un tiempo eran demasiado visibles y algo molestas, pero hoy en día las fabrican más delgadas, y son mucho más discretas. Se trata de un tipo de protección externa, destinada a proteger la ropa de los flujos sanguíneos durante el tiempo que dura la menstruación. Una compresa higiénica suele ir cubierta de un velo drenante del flujo, manteniendo así a la mujer limpia y seca.

Esta protección higiénica suele escogerse por su confort y su facilidad de uso. La capacidad de absorción no supera las tres horas, de ahí la necesidad de cambiarla regularmente. Si demoras en cambiarla, corres el riesgo de que haya alguna fuga vergonzosa. Luego de su uso, debes desecharlas en la basura, nunca en el inodoro.

Para aumentar la capacidad de absorción, algunas toallas femeninas, contienen productos químicos. Evita comprar este tipo de productos, puesto que lo ideal es usar aquellos que están confeccionados a base de algodón 100% biológico.

Características de los tampones higiénicos


Aparecidos en los Estados Unidos en los años treinta, los tampones higiénicos se han ido popularizando desde entonces. Hoy en día están perfectamente integrados en la zona de higiene íntima de cualquier supermercado, así como en los armarios de nuestros cuartos de baño.

Se trata de una protección interna, alternativa a las toallas higiénicas. Al igual que las compresas, los tampones absorben el flujo sanguíneo, pero contrariamente a éstas, se sitúan en el interior de la vagina.

Como su capacidad de absorción es de unas tres horas, es indispensable cambiarlos de forma regular. Si se deja demasiado tiempo un tampón en la vagina, puede provocar irritaciones e infecciones severas. Los tampones higiénicos se presentan bajo dos formas: los modelos con aplicador y los modelos sin aplicador.

Este tipo de protección higiénica es el más aconsejable para la práctica de algún deporte, particularmente la natación. Después de su uso, nunca debe tirarse por el inodoro.

La higiene íntima de la mujer es fundamental para tu salud, especialmente en el tiempo que dura la menstruación. El uso de tampones o de toallas higiénicas viene a ser una cuestión de gustos, de preferencias o de comodidad. No cabe duda de que lo que ofertan hoy en día las diferentes marcas del mercado, son buenas soluciones en ambos casos. Tú decides.

 

Con redacción e información de Fausto Ramirez / vix.com

Leave a reply