Incontinencia Urinaria ¿el último tabú?

(2015-03-14) Plenilunia (sitio), Redacción, 11:32:01 hrs

incontinencia_original-562x375Con motivo del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, se presentó el pasado 13 de marzo de 2015 la conferencia “Rompe el Silencio” dictada por el Dr. Sandip Maiti, especialista en uroginecología y director del Wellness & Well-Being Institute, con el propósito de informar y generar conciencia sobre este padecimiento que afecta la calidad de vida de innumerables personas de todas las edades.

La Incontinencia Urinaria (UI), de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es considerada como el “Último Tabú Médico”. Es una situación incómoda que se presenta tanto en mujeres como en hombres, sin embargo su prevalencia es 6 veces más común en mujeres que en hombres. Se puede presentar a cualquier edad, pero que se incrementa en forma importante después de las 40 años. La Incontinencia Urinaria se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina, habiendo dos tipos de Incontinencia: por esfuerzo y por urgencia. De las mujeres que padecen UI por esfuerzo, 70% de están preocupadas por toser, estornudar o reír en público por temor a tener un accidente. El rechazo social y el miedo al ridículo son las principales razones por las que 9 de cada 10 mujeres que padecen Incontinencia Urinaria no acude al médico. 35% de las mujeres afectadas prefiere evitar hacer ejercicio, viajar u optan por disminuir su consumo de líquidos y adoptan el uso del pañal, 17% de las pacientes deja pasar hasta cinco años antes de acudir con el médico.

El Dr. Maiti exhortó a las mujeres y hombres que padecen Incontinencia Urinaria a acercarse al médico especialista para un diagnóstico adecuado y tratamiento, pues existen ejercicios para fortalecer la pared pélvica, así como fármacos, como la darifenacina, que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida sin efectos secundarios, como dolor de cabeza, visión borrosa, boca seca o estreñimiento. En casos más graves se puede recurrir a la cirugía para sostener las paredes del piso pélvico y lograr que el paciente deje de tener fugas involuntarias de orina.

Artículo original en Plenilunia

Incontinencia urinaria, de hombres y mujeres

(2015-03-15) Factor RH

incontinencia urinaria 02La incontinencia urinaria es una situación que se presenta tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, su prevalencia es 6 veces más común en el sexo femenino, se puede presentar a cualquier edad y se incrementa la incidencia después de los 40 años.

En el marco del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, que se celebra el 14 de marzo, el Doctor Sandip Maiti, especialista en uroginecología y director de Wellness & Well-Being Institute, explicó en la conferencia “Rompe el Silencio”, que este padecimiento se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina, habiendo dos tipos de Incontinencia por esfuerzo y por urgencia.

Refirió que de las mujeres que padecen incontinencia por esfuerzo, 70% de están preocupadas por toser, estornudar o reír en público por temor a tener un accidente.

El rechazo social y el miedo al ridículo son las principales razones por las que 9 de cada 10 mujeres que padecen Incontinencia Urinaria no acude al médico. 35% de las mujeres afectadas prefiere evitar hacer ejercicio, viajar u optan por disminuir su consumo de líquidos y adoptan el uso del pañal, 17% de las pacientes deja pasar hasta cinco años antes de acudir con el médico.

Ante este panorama, el especialista exhortó a las mujeres y hombres que padecen Incontinencia Urinaria a acercarse al médico especialista para un diagnóstico adecuado y tratamiento, pues existen ejercicios para fortalecer la pared pélvica, así como fármacos, como la darifenacina, que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida sin efectos secundarios, como dolor de cabeza, visión borrosa, boca seca o estreñimiento.

En casos más graves se puede recurrir a la cirugía para sostener las paredes del piso pélvico y lograr que el paciente deje de tener fugas involuntarias de orina.

Publicado en Revista Factor RH Positivo

Incontinencia urinaria, un problema que causa pena.

La Crónica de Hoy 2015-03-15

2015-03-14_10-03-56___6836La Incontinencia Urinaria es 6 veces más común en mujeres que en hombres. 70% de las mujeres que padecen UI están preocupadas por toser, estornudar o reír en público por temor a tener un accidente

Con motivo del Día Internacional de la Incontinencia Urinaria, que se celebra el 14 de marzo, se presentó la conferencia “Rompe el Silencio” dictada por el Dr. Sandip Maiti, especialista en uroginecología y director del Wellness & Well-Being Institute.

Con el propósito de informar y generar conciencia sobre este padecimiento que afecta la calidad de vida de innumerables personas de todas las edades. La Incontinencia Urinaria (UI), de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es considerada como el “Último Tabú Médico”.

Es una situación incómoda que se presenta tanto en mujeres como en hombres, sin embargo su prevalencia es 6 veces más común en mujeres que en hombres. Se puede presentar a cualquier edad, pero que se incrementa en forma importante después de los 40 años.

La Incontinencia Urinaria se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina, habiendo varios tipos de Incontinencia, siendo las más frecuentes, por esfuerzo y por urgencia. De las mujeres que padecen UI por esfuerzo, 70% de están preocupadas por toser, estornudar o reír en público por temor a tener un accidente.

El rechazo social y el miedo al ridículo son las principales razones por las que 9 de cada 10 mujeres que padecen Incontinencia Urinaria no acude al médico.

35% de las mujeres afectadas prefiere evitar hacer ejercicio, viajar u optan por disminuir su consumo de líquidos y adoptan el uso del pañal y 17% de las pacientes deja pasar hasta cinco años antes de acudir con el médico.

El Dr. Maiti exhortó a las mujeres y hombres que padecen Incontinencia Urinaria a acercarse al médico especialista para un diagnóstico adecuado y tratamiento, pues existen ejercicios para fortalecer la pared pélvica, así como fármacos, como la darifenacina, que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida sin efectos secundarios, como dolor de cabeza, visión borrosa, boca seca o estreñimiento.

En casos más graves se puede recurrir a la cirugía para sostener las paredes del piso pélvico y lograr que el paciente deje de tener fugas involuntarias de orina.

Artículo publicado en La Crónica de Hoy