Lipolaser

Los procedimientos de contorno corporal como la liposucción convencional por lo general requieren de procedimientos quirúrgicos que en su mayoría son bastante dolorosos y requieren de largos periodos de incapacidad y recuperación, afortunadamente la aplicación de la tecnología láser en esta área permite un manejo más cuidadoso de los tejidos reduciendo el tiempo del procedimiento y minimizando el dolor y la incapacidad también.

El procedimiento de Lipolaser es la respuesta del siglo 21 a los deseos de los pacientes para contorno corporal, es un procedimiento sencillo, corto, seguro, actualmente es uno de los tratamientos estéticos que más se utilizan hoy en día para lograr que los pacientes obtengan la figura que desean de una forma segura y sin traumatismo.

El lipolaser se trata básicamente de un tipo de cirugía estética mínimamente invasivo, esta indicado en la corrección de irregularidades (celulitits) y desproporciones (papada, depósitos de grasa en zonas localizadas, zona de piernas: chaparrera y chamorro, etc.), en determinadas zonas del cuerpo con la ayuda de un láser, debidas a la acumulación excesiva de grasa y que no desaparece con dietas o ejercicio físico ni con otros tratamientos cosméticos, estéticos o médicos.

Se trata de una técnica que permite remodelar la silueta, reducir la celulitis y atenuar la flacidez, con las siguientes particularidades:
La intervención tiene una duración aproximada entre 1 y 2 horas.
El proceso es ambulatorio, no requiere hospitalización. La persona puede reincorporarse a sus actividades habituales en 24 horas.
Permite trabajar con anestesia local, es decir, que durante todo el tiempo de la intervención, el paciente está consciente
El procedimiento evita las incisiones traumáticas, los puntos de sutura y las grandes cicatrices.